Las Competencias clave

2016-06-09


image

Las competencias clave son un concepto muy probablemente nacido de la iniciativa "DeSeCo", de la OCDE. Desde entondes, muchos fueron los autores que escribieron sobre ellas, y muchas las interpretaciones sobre lo que son y cómo deben ser tenidas en cuenta.
Mi visión particular sobre el papel que tienen las competencias clave en la educación (y en la sociedad en general), se puede explicar en el siguiente símil de las llaves y las puertas. Para mí, todos nacemos con un llavero en que van colocadas una serie de llaves. El número de éstas no es demasiado importante. La OCDE, en 2005, consideró tres grandes grupos de competencias: uso de herramientas (incluyendo las matemáticas, la lengua, etc.), interacción en grupos y actuar de manera autónoma. El currículo gallego, por el contrario, define siete: lingüística, matemático-tecnológica, digital, aprender a aprender, socio-cívica, sentido de la iniciativa y cultural-expresiva. Por su parte, Howard Gardner ("Frames of Mind", 1984) enumera seis: lingüística, musical, lógico-matemática, espacial, corporal, intrapersonal e interpersonal (estas dos últimas agrupadas). Aunque Gardner las llamó "inteligencias". Más adelante, el propio Gardner incluso dudaba sobre si debía incluir alguna más, como la naturalista. Resumiendo, no hay acuerdo sobre cuántes ni sobre cuáles son. Personalmente, el trabajo de Gardner me parece el más consistente.
Lo importante es que inicialmente, estas llaves son muy primitivas y burdas. Necesitan de un proceso de talla y pulido. De no ser así, no serán adecuadas para abrir las puertas que las personas van encontrando en su vida: la puerta a la universidad, la puerta a ser un jugador profesional de ajedrez, la puerta a un puesto de trabajo, etc. Los individuos tienen que hacer esta talla y pulido, pero con ayuda es mucho más fácil. El papel de los centros educativos puede ser ese (siempre que los maestros y profesores así lo entiendan). El centro puede ser un lugar en el que se ayuda a los individuos a descubrir la manera de tallar una de las marcas necesarias en la llave. Dependiendo de muchos factores, puede que sólo tengamos la posibilidad de indicar dónde hay que hacer la hendidura, o puede que nos dé tiempo a acompañar durante todo el proceso de pulido para que funcione perfectamente, y que determinadas puertas sean más fáciles de abrir sin tener que emplear la fuerza bruta. Además de esto, también es importante saber que con maña, podemos utilizar nuestra inteligencia para poder abrir una puerta con nuestra llave imperfecta, mientras que otro, con una llave mejor, no puede. Todos tenemos esa puerta en la aldea, que si no subes un poquito y colocas la llave de esa manera no abre.Gardner se dio cuenta de esto, e por eso una de sus "inteligencias" es la intrapersonal: conocerse a uno mismo y saber usar los propios recursos para conseguir cosas.
¿Y dónde están los contenidos? Para mí, los contenidos, que se encuentran en los libros, los buscadores de Internet, etc. no sirven directamente para educar. Son sólo una herramienta. El objetivo de la educación no puede ser la adquisición de contenido, tiene que ser enseñar a abrir puertas. Las aulas pueden ser lugares en los que por medio de la presión y la ansiedad se obliga a adquirir mucho conocimiento vacío, o pueden ser lugares en los que se disfruta de la experiencia compartida de descubrir las cosas.



David G. Gándara

David G. Gándara

twitteryoutuberesearchgateshutterstock mensaje en chino

gnu logo
fsf member
Login

Páxina:  1 2 3 4 
©David González Gándara. This page is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Spain License

Visitas:contador   Actualizado: 2017-07-18