David G. Gándara

David G. Gándara

twitteryoutuberesearchgate mensaje en chino

gnu logo
fsf member
Login

Propuesta para la respuesta educativa al alumnado que desconoce el idioma

2022-04-02


Muchos centros están recibiendo alumnado procedente de Ucrania estos días. La acogida de estas familias en nuestra sociedad se debe abarcar desde muchos ámbitos, de los cuales sólo me voy a referir al educativo. En realidad, no hay mucha diferencia entre acoger a este alumnado, o a las familias que acaban de llegar por motivos de trabajo, o por cualquier otro, y que igualmente desconocen el idioma. Esta es la barrera al aprendizaje que nos crea mayores dificultades en la programación de las actividades de aula.

Juego de tablero

Para construir una respuesta educativa a estas dificultades, mi propuesta consiste en aplicar los principios del diseño universal. Nuestro objetivo principal sería que cuanto antes, el alumnado que desconoce el idioma pueda participar como los demás en las actividades que diseñemos para el aula. Deberíamos evitar, en la medida de lo posible, dedicar demasiado tiempo a sesiones individuales de adquisición de lenguas y también a proporcionarles materiales de cursos muy por detrás del que le corresponde por edad. Desde luego, esta no es la manera de cuidar la autoestima y el bienestar emocional.

Puede parecer al principio, totalmente imposible que puedan participar en nuestras clases con normalidad. Aunque todo depende de lo flexible que sea nuestra programación de aula, las herramientas tecnológicas de las que hoy disponemos pueden vencer muchas barreras. Es sencillo dotar de un dispositivo electrónico que les permita comunicarse con nosotros. El traductor de Google funciona muy bien, por ejemplo. Los primeros días nos aseguraremos de que lo saben usar. Lo mejor es configurarlo con reconocimiento de voz, ya que en muchas ocasiones cometerán faltas de ortografía, o de tecleo, que dificultan mucho la traducción. El objetivo de esta herramienta es que la usen para intentar traducir por su cuenta las instrucciones de las tareas de clase, y que también les sirva para hacer estas tareas en su idioma y traducirlas por su cuenta al español. Combinando la traducción asistida con un andamiaje, donde adaptamos la tarea a algo más sencillo si hace falta, conseguiremos que la clase pueda transcurrir casi como siempre. Por ejemplo, si teníamos programado contestar unas preguntas en ciencias sociales, y lo vemos muy complicado, los primeros días podemos pedir simplemente que las copien en un papel. Poco a poco se puede ir pidiendo más.

De todos modos, sería un error prescindir del potencial del uso de juegos. Desde juegos de presentación para los primeros días, hasta juegos más elaborados en los que repitamos muchas veces palabras básicas. Por ejemplo, los juegos de tablero, con dados, donde estaremos repitiendo muchas veces los números, además de muchas otras palabras. También podemos introducir preguntas sobre el currículum, que además nos permitirán valorar el grado de desarrollo de las competencias básicas. Utilizar estos juegos en la pizarra digital, si es posible, puede mejorar la motivación, y facilita jugar con todo el grupo clase, en equipos. Más abajo se puede encontrar un ejemplo, con unas pocas preguntas. Aunque se podrían aumentar más preguntas, también me parece interesante colocar aquí las cosas "imprescindibles" que queramos que sepan, y así, además de hacer una actividad en la que puede participar el alumnado extranjero, fijamos conocimientos sin esfuerzo.

Juego de tablero

En los centros se suele proponer enseguida la creación de los grupos de adquisición de lenguas. Como una solución organizativa para asignar profesorado de apoyo extra al aula, estoy de acuerdo, pero como actividad fija, con horario, fuera del aula, creo que es menos efectivo que la inmersión en el aula. Lo que sí me parece eficaz es, para el modelado de la traducción y el uso del software, que el profesorado de apoyo pueda salir del aula unos minutos para asegurarse que comprenden lo que tienen que hacer en el aula, y en cuanto lo sepan, volver al aula a hacerlo con sus compañeras y compañeros. También podrían salir unos minutos cuando hayan terminado para asegurarse, por ejemplo, si han hecho una traducción, que esta tiene sentido. Hay opciones sencillas que se pueden preparar para que todos hagan la misma actividad. Podemos, por ejemplo, utilizar un texto bilingüe para que todos puedan leerlo y añadir unas preguntas de comprensión al final. Podemos traducir las respuestas del alumnado extranjero con la ayuda del traductor. Más abajo comparto el enlace a una carpeta donde iré añadiendo algunos textos bilingües de ejemplo. Es imporante, a la hora de elaborar estos textos, utilizar traducciones hechas por profesionales, no usar el traductor automático, por eso yo ha recurrido a obras de dominio público. Cuando se trate de contenido académico, también es buena idea el uso de vídeos didácticos en el idioma extranjero, como el canal que se propone más abajo, donde los vídeos están clasificados por curso y materia.

No podemos olvidar la ayuda al profesorado en el aspecto lingüístico. Es muy fácil encontrar paneles o tarjetas con pictogramas y listas de vocabulario básico. También el profesorado puede usar el traductor de Google. Sin embargo, en mi experiencia, el uso del traductor, en la práctica, no es tan maravilloso como parece a priori. Si estamos dando una clase, pararse a cada momento a teclear, donde solemos cometer algún errorcillo, comprobar si se ha entendido, fiarse de que la traducción es adecuada, comprobar que nos han entendido, etc. a veces hace la situación de clase muy angustiosa. Para esto he diseñado un sencillo panel, en Scratch, donde cada profesor puede colocar mensajes personalizados, que se correspondan con su estilo de dar la clase. De esta manera, en un sólo click tenemos la traducción, y como la hemos preparado previamente, sabemos que está correcta. Además de ser multiplataforma, la aplicación se puede descargar para utilizar offline, con lo cuál tampoco dependemos de la conexión a Internet en todo momento. Más abajo se puede ver el enlace a un ejemplo.

Por favor, en lugar de empezar a proponer enseguida que este alumnado pase varias horas a la semana en clases de español básico (en muchos casos descontextualizadas del aula), que se escolarice en un curso inferior, o empezar a pensar ya que van a tener que repetir curso, hagamos lo posible para que cuanto antes puedan participar del aula con autonomía.